Seguridad PúblicaServicios Publicos

Seguridad Ciudadana, principal demanda que reciben los alcaldes: Víctor Báez

Pátzcuaro, Víctor Báez

*Se viene registrando un proceso de deterioro de la percepción ciudadana en el rubro de seguridad púbica, arguye el edil. 

Pátzcuaro, Mich., a 30 de abril de 2019.- Para el coordinador de los alcaldes de MORENA, Víctor Báez Ceja, se ha venido registrando un proceso de deterioro de la percepción ciudadana en términos de seguridad pública que ha derivado en mayores presiones para los ayuntamientos. 

Sin embargo, consideró, “los municipios atraviesan por condiciones económicas y financieras complicadas que limitan las posibilidades de incrementar el estado de la fuerza policiaca, así como de dotar a los elementos de seguridad de equipo y condiciones laborales adecuadas”.

El edil refirió que los datos que arrojan las encuestas y estudios del INEGI en materia de percepción de inseguridad son alarmantes. “En los últimos tres años se ha deteriorado, por ejemplo, en 2016 el 71.6 por ciento de los ciudadanos de Michoacán se decían sentirse inseguros en el estado y para 2018, esta cifra se incrementó a 82 por ciento”. En este sentido, dijo que los alcaldes tienen depositada su confianza en las acciones y estrategias que trace el gobierno federal a partir de que se ponga en marcha la Guardia Nacional.

“Entendemos que hay un cambio importante en la estrategia de combate a la inseguridad a nivel federal. Ahora las prioridades son la salvaguarda de la vida, la libertad y el patrimonio de las personas y no el combate a los grandes capos del crimen organizado, a quienes se les perseguía en una cruenta lucha que terminó sacrificando ciudadanos inocentes, así como la tranquilidad de las familias mexicanas”, apuntó.

Mencionó que los alcaldes de izquierda están en disposición de coordinarse con los otros niveles de gobierno para entregar resultados en materia de seguridad a la ciudadanía, pero que se debe entender que las limitaciones que padecen los ayuntamientos no son menores. 

“Tenemos un presupuesto limitado por un régimen de coordinación fiscal que viene de la década de los 70, lo cual es anacrónico e impide que una mayor cantidad de recursos aterricen a los ayuntamientos, aún y cuando las demandas que tenemos son cada día mayores”, remarcó.